• (2954) 388900 al 388949
  • 9 de Julio y Gonzalez, Santa Rosa, La Pampa

Responsabilidad social y cumplimiento de las medidas sanitarias contra la COVID-19

El doctor Marcos Miguel, encargado del Área Seguimiento y Control COVID-19 en General Pico, realizó un nuevo pedido de responsabilidad social y de cumplimiento de las medidas sanitarias a fin de poder conservar lo logrado a lo largo del año, no solo en lo económico y social sino fundamentalmente en el aspecto sanitario.

En ese marco, ante la Agencia Provincial de Noticias contó que se viene trabajando en hogares de adultos mayores, “no porque tuvieran síntomas, sino porque no queremos que quede algún flanco abierto. Las últimas Búsquedas Activas nos dieron un índice de positividad muy alto y obviamente tiene que ver con esto que vemos, de una mayor relajación social, hay más permisos pero que haya más permisos no quiere decir que tengamos que cuidarnos menos”, expresó.
En consonancia con lo manifestado por la directora de Epidemiología de la Provincia, Miguel coincidió en pensar en unas Fiestas “tipo burbuja, “o sea familiares, o íntimos, tratar de evitar que se junten 4 o 5 familias y cuidar esta cuestión. El virus tiene una red de contagios que ya sabemos que en un 90% tiene que ver con lo social, e inclusive en eventos al aire libre, con el “picoteo” que termina generando contagios por contacto”.
“Sabemos que la gente está cansada, sabemos que han hecho un esfuerzo enorme, pero también sabemos que este virus está activo, que este virus no se fue, y sabemos lo que está ocurriendo en Europa, estamos viendo cómo están respondiendo Alemania, Italia, Suecia; Uruguay ahora recientemente (más cerca) y lo que vemos particularmente es que comienzan a cerrarse nuevamente. Acá hemos logrado mantener un estatus económico bastante bueno, aceptable, hemos logrado que no colapse el sistema sanitario, ni el subsector público ni el subsector privado, o sea no hemos tenido muertes de pacientes porque no pudimos atenderlos, pero sepamos que el comportamiento de este virus, si nosotros no seguimos tomando las medidas de precaución, sobre todo usando el tapaboca, manteniendo el distanciamiento de mínimo 1,5 metros, el lavado frecuente de manos y sanitizarnos, si podemos, con alcohol en gel o alcohol al 70%, si no cumplimos con estas recomendaciones va a ser muy difícil que nosotros, por más estrategia que tengamos articulada con el Municipio, con la Policía, con el equipo de Búsqueda Activa, podamos dar un freno a esto”, continuó el profesional.
Apelando a la responsabilidad de la gente, Marcos Miguel informó que se siguen detectando casos a la semana de los aislamientos, “donde nos han mentido de manera sistemática por miedo a nombrar a alguien o que esa persona pierda el trabajo, vuelvo a recordar que sigue vigente el Decreto Nacional donde no pueden despedir a nadie de ningún trabajo o descontarle el sueldo por un aislamiento que sea oficial, ese aislamiento se sigue a través de la aplicación. Es el mejor modo para que nosotros podamos controlar tanto el positivo como los contactos estrechos o contactos de contactos. Bajamos el aislamiento de los contactos de contactos a 7 días, pero eso implica una mayor responsabilidad porque sabemos que el contacto de contacto se puede contagiar, de hecho hemos tenido casos. Si fui contacto de contacto y me dieron 7 días, esa semana no tengo que tener encuentros sociales, no tengo que estar en contacto con personas de riesgo, especialmente adultos mayores. Necesitamos que las personas colaboren con nosotros porque además de los bloqueos tenemos que trabajar con los positivos que tenemos en domicilio, que son muchos, muchos son leves pero otros no lo son y requieren estudio, circulación de móviles de atención, requieren atención en guardia, empieza a utilizarse el sistema de salud, comienzan a derramar esos pacientes también en los hoteles, entonces la verdad, lo que necesitamos es, si tienen dudas los comerciantes con los protocolos, que nos pregunten. Recuerden que uno si va a trabajar a protocolo en una empresa, que los escritorios estén a dos o tres metros si no usan el barbijo se expusieron, tenemos que trabajar con barbijo, si molesta, salgo un rato afuera respiro y me lo pongo, tratar de no comer en los mismos lugares, hacerlo por turnos, pero particularmente acordémonos que este virus vulnera mucho a las personas de riesgo, hemos visto otros pacientes que no son de riesgo y no la han pasado bien, o que han terminado mal. Hay que ser respetuoso, hay que acompañar a los equipos de salud, a los equipos municipales. Uno ve que se habilitaron muchas actividades comerciales pero si se trabaja a protocolo, hay que ayudar a los protocolos, si se pide que entren de a uno al comercio no entren de a dos, si pide que entren con barbijo entremos con el barbijo bien colocado, arriba a la nariz, que no hable y se empiece a bajar el barbijo, hago la trazabilidad, me pongo el alcohol en gel, es decir tratar de acompañar estas medidas”.
Continuando con su alocución, ante la preocupante situación generada por los incumplimientos sociales, el médico sostuvo: “Está claro que esto no es un tema político, pero es un tema que tiene impacto político y social, porque si la actividad económica no puede salir porque se enferman los integrantes de una empresa, y donde los aislamos, ¿cómo haces para abrir la empresa? Lo que pedimos es colaboración en este sentido. Estamos tratando de hacer un monitoreo por zona de influencia de barrio, tenemos los equipos que se han ido desdoblando, tratamos de que todo el mundo sea contactado, la gente que está positiva en domicilio, que son el 90%, que sepan que si requieren alguna atención van a poder llamar al COE (Comité Operativo de Emergencia) y si están en alguna situación de emergencia pueden llamar al 107, sino no, tratamos de evitar el uso indiscriminado del 107”, prosiguió.
“La pandemia no se pasó, tenemos muchas expectativas con las vacunas, estamos todos a la espera de que lleguen las vacunas pero hasta que ese proceso se dé y se desarrolle necesitamos que la gente siga colaborando y actuando con responsabilidad, sobre todo en las Fiestas”, manifestó Marcos Miguel.
El médico elevó un especial mensaje a los jóvenes, quienes consideró están cansados y cuesta que entiendan, “sepan que es un esfuerzo, mayor esfuerzo es que les diga espérenme 48 horas a ver si tenemos camas porque en Buenos Aires o en Río Cuarto no me aceptan la derivación. Hacer un esfuerzo más, esperar que comience la inmunización con las vacunas, pero no olvidarnos que las vacunas no son mágicas y las medidas de distanciamiento, barbijo, lavado de manos, alcohol en gel, van a estar mucho tiempo. Nos espera un 2021 que espero sea más amable si logramos inmunizar parte de la población, pero sepamos que este virus tiene un comportamiento que estamos recién conociéndolo”.
A modo de cierre, Marcos Miguel recordó que el problema se genera no solo por la saturación de la terapia, “si nosotros no logramos detectar en la parte ambulatoria las complicaciones, que son el 90% de los pacientes, esos pacientes van a derramar en la Guardia, entonces van a saturar la Guardia, por lo que voy a venir por un politrauma y el médico va a estar atendiendo un COVID y no va a poder atender a una persona que está, por ahí sangrando; o voy a querer llamar al SEM (Servicio de Emergencias Médicas) porque estoy con un infarto en curso y no voy a poder comunicarme porque se saturó el sistema. El sistema es finito y lo sabemos y lo venimos diciendo, hemos organizado las cosas para que no colapse, de hecho el objetivo de 2020 por ahora está cumplido, faltan 15 días, esperamos poder cumplirlo pero siempre vamos caminando por el filo de la cornisa. Es muy finito porque esto es tan contagioso que de tener 5 o 10 casos pasamos de golpe a tener 50, 60 o 100, no lo sabemos a eso, ha pasado en otras provincias y siempre está la posibilidad de que se sature, la gente tiene que entender que si se satura las chances de derivar afuera son pocas porque está aumentando la curva en Capital y no siempre abre la puerta para aceptar derivaciones, lo mismo con el resto de las provincias. La mejor medida es mantener el distanciamiento, mantener las medidas de prevención, evitemos las reuniones sociales masivas, tratemos de manejarnos en burbujas, siempre los mismos por decirlo de alguna manera. Y si estoy enfermo, tengo la mínima duda, no ir a trabajar, no debo ir a trabajar si estoy con síntomas, me tiene que ver un médico, que tiene que hacer una planilla de denuncia epidemiológica, mandarlo a la línea de casos sospechoso, se lo va a hisopar, pero desde ese momento el paciente se tiene que aislar para cortar la cadena de contagios”.